Acumuladores eléctricos Alicante: Alternativa ideal para zonas frías

acumuladores electricos alicante

Acumuladores eléctricos Alicante: Alternativa ideal para zonas frías

El invierno ha llegado y pasar frío no tiene porque ser una opción, un ambiente cálido es muy importante a la hora de lograr que nuestro hogar sea lo más confortable posible. Cada vez en más hogares se opta por la instalación de acumuladores electricos Alicante. Con este sistema se aprovechan las ventajas económicas de las tarifas eléctricas en las que la energía es más barata.

¿Cómo funcionan?

Un acumulador eléctrico es un sistema de calefacción que funciona mediante unas resistencias, almacenando el calor en un núcleo de bloques cerámicos o ladrillos refractarios, aislándolo y expulsándolo cuando se desee. Normalmente, se cargan de calor durante la noche y lo expulsan a lo largo del día, de esa manera, todas las estancias de la vivienda se calientan.

Elementos de un acumulador eléctrico

Además de las resistencias y los bloques cerámicos, también cuenta con otros elementos:

– Aislamiento térmico. Permite que el calor acumulado se conserve en el núcleo acumulador, impide que la superficie alcance grandes temperaturas.

– Sistema de gestión. Es un conjunto de botones o ruedas. Sirven para gestionar el tiempo y la cantidad de energía en los ciclos de carga y descarga.

– Sistema de seguridad y limitador térmico (termostato). Ayuda a que los ciclos se realicen en las mejores condiciones y evitar así los recalentamientos del núcleo.

Tipos de acumuladores

Existen dos tipos de acumuladores, los estáticos y los dinámicos. Los estáticos liberan el calor por radiación y por convención natural, gracias al aire que circula a través de unos canales. El aire que sale se regula mediante una compuerta. Pueden liberar calor después de la carga del acumulador, o bien liberar el calor las 24 horas del día.

Los dinámicos liberan energía controlada, un ventilador hace circular el aire por el interior y lo calienta, posteriormente lo expande en la habitación. Permite gestionar los días y las horas en las que se desea que el acumulador libere el aire caliente.

Ventajas de instalar un acumulador eléctrico

– No necesita mantenimiento.
– Es fácil de limpiar.
– Instalación sin obras, montaje sencillo.
– Totalmente ecológico, no produce emisión CO2.
– Su coste es mínimo al utilizar las tarifas eléctricas con Discriminación Horaria (DH).
– Total bienestar durante todo el día.
– Es totalmente seguro.
– Se adapta a los cambios bruscos de temperatura aportando un calor extra si es necesario.
– No son necesarias rejillas de ventilación.
– El gasto inicial se amortiza rápidamente.
– Su diseño y estética se adapta perfectamente a la decoración del hogar.
– Es silencioso.