Aire acondicionado: Mantenimiento efectivo = máximo rendimiento

aire acondiconado

Aire acondicionado: Mantenimiento efectivo = máximo rendimiento

Estos electrodomésticos, responsables de mantener la temperatura de tu hogar u oficina en niveles confortables, requieren de un mantenimiento efectivo para su óptimo desempeño. Sin embargo, en muchos casos este servicio se suele contratar cuando el aire acondicionado disminuye su rendimiento, siendo este un servicio que debe contratarse de forma periódica.

Importancia de un mantenimiento efectivo y periódico en los aires acondicionados

Aplicar un mantenimiento efectivo a los equipos acondicionadores de aire alargará su período de vida útil, ya que este servicio ayudará a preservar diversos mecanismos y partes vitales del equipo. Un mantenimiento efectivo del aire acondicionado también incidirá sobre el gasto de energía eléctrica, debido a que los equipos que funcionan con diversos fallos pueden multiplicar su consumo energético.

La salud también se puede ver afectada por el mal funcionamiento de los aires acondicionados. Diversos estudios han comprobado que un gran número de casos de enfermedades alérgicas e infecciosas de las vías respiratorias pueden estar relacionadas con la exposición a aires acondicionados contaminados. Esto se debe a los filtros almacenan una gran cantidad de residuos provenientes del ambiente, siendo un entorno propicio para el desarrollo de hongos y bacterias. Por tal motivo, un mantenimiento efectivo por parte de un equipo profesional y especializado es una opción acertada para evitar enfermedades respiratorias.

Otro aspecto importante del mantenimiento efectivo de aires acondicionados es la reducción de sonidos molestos. Mediante este servicio se procura la puesta a punto de cada una de las unidades que componen el aire acondicionado. De esta manera, el aire funcionará de forma eficiente y se evitará fricciones o vibraciones que puedan producir ruidos molestos.

¿Qué debe incluir un mantenimiento efectivo para aire acondicionado?

Limpieza de filtros:

Los filtros funcionan como una barrera que impide el paso de residuos provenientes del ambiente, por tanto, puede acumular una gran cantidad de polvo como también puede desarrollar hongos o bacterias. Los filtros deben ser limpiados frecuentemente y en dicho proceso deben emplearse productos especializados.
Limpieza de la batería de la unidad exterior: esta parte del aire acondicionado es la que generalmente suele estar expuesta a la intemperie. Una acumulación excesiva de polvo o suciedad puede incentivar un rendimiento bajo del equipo o un consumo excesivo de electricidad.
Revisión y recarga de gas refrigerante: para el acondicionamiento del aire se requiere de un nivel óptimo de gas refrigerante, en tal sentido, es muy importante revisar el nivel del mismo periódicamente. Esto garantizará una climatización adecuada de los ambientes.