Aire acondicionado por conductos: Beneficios estéticos

aire acondicionado por conductos

Aire acondicionado por conductos: Beneficios estéticos

Cuando hablamos sobre climatización o aire acondicionado por conductos, existen algunas consideraciones importantes a tener en cuenta con respecto a su instalación. Dado que los sistemas más conocidos, como radiadores o aires split, son más visibles y pueden resultar menos eficientes, su estética también puede ser un factor importante en el momento de implementar estas soluciones para tu hogar o negocio.

¿Qué aspecto va más con el estilo del edificio?

En el momento en que decides instalar un aire acondicionado por conductos estás optando por una eficiencia máxima y una estética moderna o integrada. Si quieres prescindir de aparatos en la pared que afean tu fachada o que son ineficientes, esta solución es perfecta para ti. Además, este sistema te permite adaptar a tu gusto tus ambientes y paredes.

Ya que no tienes necesidad de tener un split o un radiador en tu hogar, obtienes una atmósfera visualmente más limpia y clásica. O si prefieres, puedes darle un aire moderno con tubos expuestos que pueden ser diseñados a tu gusto y con colores que combinen con tu decoración. Es un estilo industrial que combina con un loft o un local.

Ventajas del aire acondicionado por conductos

Para aquellos que no están familiarizados con su funcionamiento, este sistema integral consiste en una bomba da calor que alimenta una red de tubos debidamente distribuidos. Los mismos son instalados de forma disimulada durante la construcción o pueden ser ocultados mediante un falso techo en caso de que no haya sido preinstalado.

Dicha configuración permite que cada habitación cuente con rejillas estratégicas que pueden ser reguladas por zonas (termostatos individuales) o de forma general. Esto hace que sea discreto, muy eficiente para calentar o enfriar, y representa un ahorro de hasta un 50% en el consumo energético.

De igual forma, este tipo de aire acondicionado está diseñado para climas templados porque ofrece un calentamiento ideal durante el invierno y un free cooling cuando hace calor. Su disposición toma aire exterior y renueva de forma efectiva la calidad del mismo sin necesidad de ventilación adicional. Esto te proporciona confort, estética, eficiencia y fiabilidad.

Una recomendación general sobre esta instalación es que deberías considerarla antes de iniciar la construcción de la vivienda o como parte de una restauración. Así puedes evitar gastos extras, la instalación de un falso techo, adquirir la unidad de tratamiento de aire y otro tipo de conexiones. Todo en función de la estética que quieras darle a tus espacios.