Aire acondicionado por conductos: Ventajas de la preinstalación en la construcción del edificio

aire acondicionado por conductos

Aire acondicionado por conductos: Ventajas de la preinstalación en la construcción del edificio

Al construir un edificio es muy importante tener en cuenta que éste disponga de una instalación previa de aire acondicionado por conductos. Esto permitirá a los futuros inquilinos disponer de aire acondicionado en su piso en cuanto lo consideren oportuno, sin necesidad de obra previa.

La comodidad en el hogar es un requisito indispensable en la actualidad, nada que ver con la elegancia o decoración del interior, pero el prever antes de construir el inmueble que los futuros inquilinos querrán disponer de un sistema de climatización propio en su hogar, puede llegar a evitar problemas de decoración o estética en la fachada, como unidades condensadoras que destrozan la uniformidad de la fachada.

Antes de comenzar a construir el inmueble, la instalación previa del aire va a lograr que en un futuro las viviendas individuales lo tengan más fácil a la hora de adaptar el hogar al confort que ofrece una vivienda climatizada.

El tener en cuenta durante el proyecto de construcción una preinstalación de aire, hace que en un futuro se adapte de forma correcta la instalación del aire a la vivienda y el diseño sea el adecuado.

En términos de costes, la preinstalación del aire resulta una ventaja si se hace en el momento de edificar, por las siguientes cuestiones:

-Primero porque el precio de los conductos y rejillas son una parte poco significativa dentro del monto total del coste de la obra.
-El segundo motivo es que la preinstalación no precisa de la compra de una unidad de tratamiento del aire a la hora de adquirir la casa.
-Como tercer motivo, está claro que al tener la preinstalación no hará falta realizar costosas obras en un futuro.

La preinstalación que domina en el mercado de conductos de aire acondicionado, se trata de un tipo de red de tubos que distribuyen el aire y de un espacio para colocar en un futuro toda la maquinaria de instalación del aire. En algunas ocasiones se dispone de un sistema que regulará el caudal del aire mediante unas compuertas y termostatos. En el futuro, cuando el cliente compre su vivienda propia, tendrá la opción de escoger un sistema de climatización propio que se adapte a lo que éste desee.

En definitiva, son muchos los motivos por los que incluir la preinstalación de aire acondicionado en la fase de construcción del edificio. Esta elección tiene que tomarla el propio constructor y puede ser decisiva a la hora de comenzar a vender viviendas, ya que los clientes en la actualidad conocen las ventajas de tener estos conductos previamente instalados.