Aparatos de aire acondicionado: Cinco trucos para su correcto mantenimiento

Aparatos de aire acondicionado: Cinco trucos para su correcto mantenimiento

Este aparato es uno de los más importantes cuando llega el verano, garantiza el confort de tu negocio, oficina u hogar. Sin embargo, luego de una temporada calurosa funcionando de forma prolongada este puede bajar su rendimiento. Normalmente, un bajo rendimiento puede deberse a residuos acumulados en diversas partes de su estructura como también puede deberse a un bajo nivel o fugas del gas refrigerante. Por tal motivo, te contaremos cinco trucos para su correcto mantenimiento.

Limpieza de filtros

Los aparatos de aire acondicionado cuentan con un filtro interior que retiene todas las partículas de polvo que puedan provenir del exterior. Es recomendable limpiar este filtro con una solución desinfectante, así mejorarás el flujo de aire hacia tus ambientes como también eliminarás cualquier agente infeccioso que haya podido quedar retenido en el filtro.

Limpieza de la batería de intercambio

Esta pieza ubicada en la unidad exterior del aire acondicionado se encuentra expuesta a múltiples factores externos, ya que no cuenta con protección para un mejor funcionamiento de la misma. Por tanto, suele acumular todo tipo de suciedad, lo cual limita la capacidad de entrada de aire. Limpiar la batería de intercambio con un cepillo, periódicamente, incrementará la calidad y volumen de aire suministrado en los ambientes.

Revisar la bandeja de desagüe de la unidad interior

Los aparatos de aire acondicionado alojan en su interior una bandeja donde se retienen las gotas que se originan producto de la condensación. Estas gotas en combinación con partículas de polvo que circulan dentro del aparato pueden desarrollar bacterias y malos olores. Es recomendable retirar, vaciar y limpiar esta bandeja al menos un vez al mes.

Verificar unidad exterior

La unidad exterior aloja partes muy importantes para el acondicionamiento del aire. Verificar que estas partes estén libres de suciedad, mantengan un ajuste apropiado y no presenten fugas de gases o líquidos internos es la forma más acertada para un mantenimiento óptimo.

Revisar presión del gas refrigerante

Medir la presión del aire ayudará a diagnosticar posibles bloqueos o fugas en el aparato. Este procedimiento requiere de herramientas especializadas, por tanto, es recomendable optar por los servicios de una empresa experimentada. De igual manera, si no cuentas con el tiempo o destreza necesaria para realizar algunos de los pasos anteriores, acudir con un profesional calificado sería la opción más recomendada.