Calefacción: Recomendaciones para bajar el consumo eléctrico.

calefacción

Calefacción: Recomendaciones para bajar el consumo eléctrico.

La calefacción en los meses de otoño e invierno se convierte en uno de los gastos que se disparan en hogares y empresas. Gasto fijo al que no se puede renunciar sin perder confortabilidad y hasta calidad de vida.

Sin embargo, hay opciones para reducir esos desembolsos que se han disparado en los últimos tiempos y ganar en eficiencia energética.

Estas son algunas recomendaciones para bajar el consumo eléctrico operando la calefacción de los radiadores con inteligencia (y algo de ayuda técnica):

Paneles reflectores. Una manera poco conocida de reducir el consumo eléctrico en la calefacción que proporcionan los radiadores pasa por ajustar los paneles reflectores que están en la parte de atrás de estos aparatos. Los paneles son los responsables del 95% del calor irradiado y un mal ajuste puede provocar pérdidas de calor o más gasto de energía para conseguir el mismo rango de temperaturas.

– Sistemas de desconexión. En cualquier ferretería o tienda de electrodomésticos, se puede encontrar programadores para válvulas de radiadores. Con ellos, se puede apagar el aparato en determinadas horas del día o en secuencias temporales también programables, para que las paradas se produzcan de manera intermitente, de forma que puedan seguir emitiendo calor acumulado desconectados pero sin gastar energía. Con ello, se consigue un calor de hogar o en zona de trabajo más eficiente.

– Termostatos. Por regla general, se puede ahorrar alrededor de un 3% de la factura de calefacción por cada grado que descienda el nivel de activación y desactivación de un termostato para calefacción. También para tenerlo en cuenta.

Reducir el impacto del gasto por consumo eléctrico de la calefacción es posible sin tener que renunciar a la calidez de hogar que merecemos.