Cámaras frigoríficas modulares: Ventajas

frio industrial

Cámaras frigoríficas modulares: Ventajas

Frío industrial AlicanteUna cámara frigorífica modular es un equipo que hace posible la refrigeración o congelación de los productos que se introduzcan en su interior.

El origen de este tipo de equipos se encuentra en las excavaciones que se realizaban antiguamente en la tierra. Este tipo de excavaciones se forraban en piedra para poder almacenar en su interior nieve durante el invierno y así poder utilizar su poder de refrigeración durante el verano para conservar alimentos y enfriar bebidas. Poco a poco se fueron desarrollando las maquinas frigoríficas que empleaban el ciclo de Carnot para poder extraer calor de un recinto aislado térmicamente y así enfriar el contenido de dicha máquina. Si la maquina en cuestión era de tamaño pequeño se denomina nevera y si es un equipo de tamaño mayor se llama cámara frigorífica.

Con la mejora en el tipo de materiales aislantes empleados en la construcción de estas cámaras se ha podido llegar a las cámaras frigoríficas modulares actuales que hacen posible conservar un sinfín de alimentos y productos en perfectas condiciones durante mucho tiempo. De forma general y muy resumida las cámaras frigoríficas modulares están fabricadas con un panel sándwich de aluminio o galvanizado que es autoportante. De esta manera se puede crear un recinto frigorífico sin necesidad de hacer ninguna obra. En función de la capacidad de refrigeración de estas cámaras se pueden distinguir entre cámaras frigoríficas modulares de refrigeración que son aquellas que presentan una temperatura entre 0 y 8 ºC o cámaras frigoríficas modulares de congelación que presentan una temperatura entre -1 y -30 ºC.

Ventajas de las cámaras frigoríficas modulares

Las principales ventajas de este tipo de equipos son:

Las cámaras frigoríficas modulares presentan una gran facilidad de montaje y de traslado. Al poder desmontarse fácilmente resulta muy sencillo trasladar todos los elementos que las componen, haciendo posible que estas cámaras se cambien de lugar de una forma cómoda las veces que sean necesarias.

Son muy versátiles. Al estar fabricadas con paneles las posibilidades son muy numerosas. Empleando diferentes tamaños de paneles es posible hacer cámaras de diversas medidas, lo que permite disponer en todo momento de la cámara que mejor se adapta a las necesidades de cada caso.

Poseen una instalación y una puesta en marcha rápida, sin grandes complicaciones

Se pueden incorporar elementos que hacen mucho más útiles este tipo de cámaras como es el caso de un módulo que controle la humedad. De esta forma se pueden conservar en su interior una gran variedad de alimentos o productos que verían afectadas sus características por acción de una humedad inadecuada como es el caso de la carne.

Se puede modificar la atmosfera de su interior. Realizando las modificaciones adecuadas las cámaras frigoríficas modulares pueden tener en su interior lo que se conoce con el nombre de atmosfera controlada, sustituyendo el aire por un gas inerte que favorece determinados procesos de maduración o de conservación de alimentos.