Noticias

¿Cuánta potencia eléctrica necesito para instalar un aire acondicionado?

Un verano sin aire acondicionado puede ser una auténtica tortura. Las temperaturas desérticas que se alcanzan durante los meses estivales hacen más que necesario disponer de un equipo de climatización. Pero, ¿lo podrás tener conectado cuando quieras sin ningún problema? Depende de las características de tu tarifa de luz. Por ello, te ofrecemos esta guía para saber si tienes que bajar o subir la potencia eléctrica para instalar un aire acondicionado.

 

¿Cómo calcular la potencia eléctrica necesaria para instalar un aire acondicionado?

 

La potencia eléctrica hace referencia a la cantidad de kilovatios hora que se pueden conectar simultáneamente a la red eléctrica del hogar sin que el ICP (Interruptor de Control de Potencia) salte.

 

Para instalar un aire acondicionado, es necesario saber qué potencia eléctrica tienes contratada. El cálculo de esa cantidad de kw/h puede resultar una tarea compleja en un principio, pero se puede realizar de varias herramientas:

 

  • Calculadoras de potencia: en internet dispones de una gran cantidad, totalmente gratuitas, que permiten realizar el cálculo en función del tamaño de la vivienda, del número de personas que la habitan y de los aparatos electrónicos conectados. A través de las mismas podrás saber con total seguridad si necesitas cambiar la potencia para disponer de aire acondicionado en casa.
  • Contador inteligente: puede medir los picos y la curva de carga que se produce a lo largo del día.
  • Monitor de consumo: al igual que los anteriores, estos dispositivos también permiten medir dicha curva de carga, identificar los momentos en los que se registra un mayor consumo, así como saber qué aparatos eléctricos consumen más.
  • Técnico electricista: un profesional será el encargado de realizar la medición teniendo en cuenta los mismos factores que las calculadoras de potencia.

 

¿Qué potencia eléctrica es la aconsejable para instalar un aire acondicionado?

 

Una vez realizado el cálculo, el siguiente paso es comparar la potencia contratada con la recomendada para cada tipo de vivienda y este equipamiento:

 

  • Vivienda de 60 metros cuadrados: 3,45 kW para un equipamiento eléctrico medio (electrodomésticos de uso diario en la vivienda, más un secador, un aire acondicionado y un horno eléctrico)
  • Vivienda de 60-90 metros cuadrados: 4,6 kW con el mismo equipamiento anteriormente descrito.
  • Vivienda de 90 a 140 metros cuadrados: 5,75 kW con el equipamiento citado.
  • Vivienda de más de 140 metros cuadrados: 6,9 kW con el equipamiento citado.

 

Por supuesto, todos estos cálculos son aproximados y cambian en función de la zona donde esté ubicada la vivienda. Por ejemplo, no se consume la misma potencia ni se necesita tanto el aire acondicionado en Santander que en Córdoba. De la misma manera, la potencia también varía en función de los hábitos. No obstante, gracias a la tecnología inverter, capaz de regular dicha potencia a la temperatura deseada, se puede conseguir un gran ahorro.

 

¿Cómo cambiar de potencia eléctrica?

 

Vistas estas medidas recomendadas, es más que probable que necesites cambiar la potencia eléctrica contratada. De ser así, te tienes que poner en contacto con la comercializadora y solicitar una modificación.

 

Hay que tener en cuenta que esta potencia eléctrica no puede superar la marcada en tu Certificado de Instalación Eléctrica. De ser así, tendrás que solicitar un nuevo boletín.

 

En este sentido, si deseas aumentar la potencia, tendrás que abonar los derechos de extensión (17,37 euros más IVA por cada kW subido), los derechos de acceso (19,7 euros más IVA por cada kW aumentado) y los derechos de enganche (9,04 euros más IVA).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.