Instalación de aire acondicionado: la importancia de un buen trabajo

hielo

Instalación de aire acondicionado: la importancia de un buen trabajo

Cuando compramos un aire acondicionado, podemos tener la tentación de instalar nosotros mismos el aparato. Los manuales de instalación son bastante extensos y hay multitud de vídeos en Internet, pero no debemos olvidar que debemos realizar una instalación compleja de tubos, algunos de alta presión, conexiones eléctricas y sistemas de sujeción, tanto internos como externos, que pueden convertir la sencilla instalación en una pesadilla y acabar estropeando el aparato.

Averías más frecuentes por una mala instalación de aire acondicionado

Aunque podemos encontrarnos con multitud de problemas por una mala instalación de aire acondicionado, reseñaremos las más habituales, que además, tienen consecuencias importantes

– Fugas en el circuito de refrigeración. El elemento más importante en el sistema de refrigeración, cualquier fuga evitará que el aparato enfríe o caliente. Además, provocará que tengamos que reparar todo el circuito, recargar el refrigerante y realizar alguna reparación costosa.
– Fallos en el sistema eléctrico. Tenemos que realizar bastantes conexiones eléctricas, que pueden provocar mal funcionamiento e incluso que tengamos que cambiar el aparato completo. Tengamos en cuenta, que los manipulados eléctricos tienen son peligrosos y cualquier accidente puede provocar daños personales importantes.
– Tuberías de alta presión. Toda la instalación del circuito, debe estar bien realizada debido a que tenemos tramos que soportan altas presiones. Un problema en estos tramos pueden provocar averías importantes teniendo que sustituir piezas.
– Desagüe del sistema. El drenaje del agua que nos genera el sistema de refrigeración tiene que estar bien canalizado o nos producirá problemas de humedades en nuestra casa o en las de los vecinos, con los consiguientes gastos en reparaciones.

Otros motivos importantes

Además del riesgo de avería en aire acondicionado que hemos visto, tenemos otros factores muy importantes, que justifican la instalación por un profesional
– El instalador sabe en que lugares es más óptimos colocar las unidades internas y externas para el mejor funcionamiento del sistema y para evitar obras innecesarias.
– El coste de mantenimiento. Los aparatos de refrigeración tienen un alta consumo energético, un instalador nos regulará el aparato de la mejor manera posible, para que nos consuma lo mínimo con el mayor rendimiento. A la larga en ahorro en la factura eléctrica será importante.
– Protección del medio ambiente, muchos aparatos de refrigeración llevan refrigeración a base de clorofluocarbonos (CFC) que dañan la capa de ozono. Un instalador nos podrá recuperar el refrigerante y llevárselo para reciclar, ayudando a la conservación del medio ambiente.