Noticias

Sistemas de climatización inteligente

La calefacción es el suministro que mayor gasto genera en la factura eléctrica del mes. De hecho, casi el 50% del presupuesto se destina al pago en los sistemas de climatización. Con tal de reducir el consumo energético debido al gran impacto medioambiental que provocan, la evolución tecnológica ha conseguido que en la actualidad se pueda garantizar la eficiencia energética en el hogar gracias a aparatos que facilitan y acomodan a los salauris.

A tenor de los cambios en los hábitos de consumo con motivo de la sobreexplotación de recursos como el petróleo o los materiales como los plásticos, los expertos en el sector, en un intento por mitigar los efectos de estas partículas contaminantes, han sido capaces de desarrollar sistemas inteligentes que conectan a red WiFi de la vivienda para ofrecer una experiencia vanguardista, incluso desde la distancia.

Así es. El concepto de casa inteligente es una realidad que se puede empezar a gozar en la actualidad gracias a la domótica, una instalación capaz de automatizar todos los aparatos electrónicos y electrodomésticos con conexión a Internet, con el objetivo de monitorizar todas sus funciones a través de un teléfono móvil tableta electrónica.

De este modo, por ejemplo, el usuario es capaz de programar, encender, activar o apagar una lavadora a través de su teléfono móvil y sin la necesidad de permanecer dentro de la vivienda. Gestionar la casa acomoda, sin duda alguna, la estancia en su interior y permite que los aparatos se puedan adaptar a la tarifa de discriminación horaria, el lapso temporal que transcurre entre las 22 horas y las 12 del medio día en el que se abarata el precio del kilovatio de la electricidad.

Aplicaciones de la domótica

Entre los modelos desarrollados en el mercado que mayores beneficios reporta a la vivienda son los siguientes:

  • Los termostatos inteligentes regulan la temperatura del interior de manera automática a través de la información que recibe del exterior. Su conexión a Internet permite que pueda establecer unos niveles óptimos de frío y calor en base a la aplicación del tiempo. De este modo, el usuario se despreocupa por completo del óptimo grado al que debe estar la vivienda porque nunca supera los límites establecidos.
  • El aislamiento térmico es una tecnología que no se activa, sino que más bien se trata de un revestimiento de la pared. De hecho, existe la pintura térmica que realiza la misma función. Influye de manera directa en la independencia del aire acondicionado, ya que atrapa el calor o el frío de la vivienda para mantener una sensación más natural. Es decir, este aparato retiene la temperatura para que tarde más tiempo en refrigerar o calentar el espacio.

La aerotermia: la alternativa más eficiente para la economía doméstica

Por otro lado, la tecnología también ha impactado en los sistemas de consumo eléctrico cambio, en tanto que los expertos del sector se han centrado en fabricar sistemas que se alimenten de las energías renovables, como el Sol. De este modo, se han desarrollado instalaciones que recogen su radiación para transformar sus beneficios en suministro para el hogar.

En el caso de la climatización de la casa, la aerotermia se consagra como el modelo más asequible del mercado, ya que se puede instalar en una vivienda sin exteriores. Este sistema extrae entre el 70% y el 80% del aire ambiental para calentar la vivienda, ofreciendo agua caliente sanitaria y calefacción de una forma más sana y natural.

Al tratarse de una fuente de energía gratuita e inagotable, su suministro es ininterrumpido y gracias a las baterías de almacenamiento que componen el sistema es capaz de guardar calor para la noche.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *