Calefacción

¿QUÉ CALEFACCIÓN PONGO EN CASA?

 

La caldera de condensación en la opción más inteligente en aquellas viviendas con gas natural canalizado.

 

CÓMO AHORRAR MÁS DE 600 EUROS AL AÑO

 

Es muy aconsejable dedicar unos minutos a averiguar qué sistema de calefacción es el más indicado para tu casa. Ten en cuenta que el agua caliente y la calefacción suponen las dos terceras partes del consumo de energía doméstico (el resto recae, principalmente, sobre la luz y los electrodomésticos).

Porque con el consumo de energía los errores se pagan muy caros. Una decisión equivocada puede suponerte un sobrecoste de más de 650 euros al año. Que es la diferencia entre instalar una caldera de condensación con sus correspondientes radiadores de agua o hacerlo con un termo apoyado con radiadores eléctricos en un piso de 90 m2.

Ahora bien, para poder instalar una caldera de condensación (un 18% más eficiente que una caldera tradicional) es imprescindible que tu vivienda cuente con suministro de gas canalizado. Una circunstancia de la que solo disfrutan 7 millones de hogares, el 28% del total.

 

SIN GAS NATURAL DEBEMOS SER MÁS INGENIOSOS

 

Si tienes un piso de menos de 100 m2 y vives en una zona templada, bastará con instalar una calefacción de apoyo: una combinación de radiadores o convectores eléctricos para la calefacción y un termo eléctrico para el agua caliente sanitaria.

En el caso de que el piso de menos de 100 m2 está situado en una zona fría, lo más recomendable es instalar un sistema de acumuladores eléctricos para la calefacción (con tarifa de discriminación horaria) y un termo eléctrico para el agua caliente sanitaria.

Si lo que tiene es una vivienda unifamiliar grande y vive en una zona templada, la mejor opción es instalar una caldera mixta de gas propano, en botella, para la calefacción y el agua caliente, con sus correspondientes radiadores. O bien un sistema eléctrico de convectores, además de un termo eléctrico para el agua caliente.

En el caso de que esta vivienda unifamiliar estuviese situada en una zona fría, entonces es preferible optar por una bomba de calor eléctrica (también sirve en verano para el aire acondicionado) y un termo para el agua caliente.

 

CÓMO REDUCIR LOS COSTES DE LA CALEFACCIÓN

 

Instalar una caldera de gas siempre resulta más económico que apostar por una de gasóleo o eléctrica, especialmente si es de condensación.

Durante el invierno, la temperatura ideal y más saludable para la casa es de 20º C, en lugar de los comunes 23º C o incluso más. Se debe tener en cuenta que por cada grado que se baja la temperatura, se ahorra un 8% de energía. Por lo tanto, si de noche se baja el termostato de 20º C a 16º C, se puede conseguir un ahorro del 13% en la factura de la calefacción.

Así, considerándose un consumo medio de 750 euros en calefacción de gas natural para un piso y siguiendo nuestros consejos (20º C de día y 16º C de noche), puedes ahorrate hasta 98 euros al año.

Instalación

Instalamos su equipo de aire acondicionado, calefacción o sistema de frío industrial, con un estudio previo y asesoramiento de sus necesidades reales para una optimización correcta de los recursos y los espacios.

Reparación

Somos un servicio técnico especializado en la reparación y resolución de averías de todas las marcas de aire acondicionado y frío industrial en Alicante. Solucionamos cualquier incidencia que tengan sus equipos. 

Mantenimiento

Con el fin de optimizar y mantener sus instalaciones de refrigeración y climatización en Alicante, realizamos visitas periódicas a su empresa porque un buen mantenimiento es lo que alarga la vida de los equipos.

Servicio 24 H.

Disponemos de un servicio para la reparación urgente de averías en empresas en las que el frío industrial en Alicante es vital y parte importante de su funcionamiento. Evitamos las pérdidas económicas en el menor tiempo posible.

Trabajamos solo con las mejores marcas

Síguenos en redes sociales y consigue las mejores ofertas en aire acondicionado