Aerotermia. Qué es y en qué consiste

aerotermia

Aerotermia. Qué es y en qué consiste

¿Qué es la aerotermia?

La aerotermia es un tipo de energía renovable que funciona, básicamente, aprovechando la potencia energética que se encuentra presente en todo el aire que nos rodea de manera natural en la forma física de calorías. Es decir, en forma de temperatura. Por este motivo, la generación de energía aerotérmica es excelente para producir agua caliente sanitaria y climatización de forma económica, limpia y con absoluto respecto hacia el medio ambiente.

¿Cómo se produce esta transformación?

Tan solo es necesaria la instalación de una bomba de calor aerotérmica y de un módulo que gestiona y regula el circuito hidráulico, ambos unidos por un circuito termodinámico. Dicha bomba de calor, que se instala en el exterior del espacio que se desea climatizar y que además no emite CO2 a la atmósfera, se encarga de aspirar el aire circundante y recupera las calorías que en él se encuentran. A continuación, la bomba transforma la energía procedente del aire aspirado en calor y, a través del circuito interno, transfiere esta energía calorífica al interior del espacio cerrado. Gracias al circuito termodinámico y al módulo regulador de temperatura, que es a su vez gestor del circuito hidráulico, es posible climatizar cualquier espacio y producir agua corriente sanitaria a la temperatura que se desee.

¿Por qué utilizar esta fuente de energía natural?

Vivimos en un mundo sobre explotado y en constante cambio. Un mundo en el que, por desgracia, los recursos naturales son limitados y cada vez más escasos. Además, el uso de las energías tradicionales, en especial el petróleo y sus derivados, repercute negativamente en el medio ambiente y en la economía mundial.

En lo que respecta a la conservación del medio ambiente, no podemos obviar el hecho de que la continua emisión de CO2 a la atmósfera, así como otros gases de efecto invernadero, hacen más patentes cada día los efectos perniciosos del ya conocido cambio climático que se está produciendo en nuestro planeta.

En el aspecto económico, es más que evidente la repercusión que genera a los bolsillos de los consumidores el uso de energías tradicionales, tales como el gasóleo, el gas y/o la electricidad para lograr espacios con temperaturas cómodas y acogedoras en cada estación del año y para producir el agua caliente sanitaria necesaria para la vida diaria.

Por ambas razones, es básico y absolutamente necesario utilizar alternativas como la aerotermia, que nos ayuden a producir energías limpias y renovables para conseguir un objetivo prioritario: que la eficiencia energética sea una constante en nuestra vida diaria.

Tags: