Noticias, Te interesa

¿Cómo saber si puedes instalar gas natural en tu vivienda?

En verano sabemos de la importancia de aclimatar el hogar para soportar las olas de calor, pero con la llegada del frío disponer de calefacción se convierte en esencial. Para contar con ella, el gas natural se posiciona como la alternativa predilecta. Pero, ¿sabes si puedes instalar gas natural en tu vivienda?

¿En qué zonas se puede instalar el gas natural?

Actualmente, el gas natural llega prácticamente a todos los rincones de España. El desarrollo de la canalización ha permitido que sean pocos los municipios que no disfrutan del mismo.

No obstante, es en Canarias donde todavía no cuentan todavía de este hidrocarburo. La distancia a la Península Ibérica hace que no se hayan desarrollado todavía las infraestructuras necesarias para el abastecimiento. Además, gozan de una climatología en que las necesidades de gas y luz en el archipiélago son menores en comparación con otros puntos.

El partido popular,  gestionarán el área de transición energética y han prometido, según el programa electoral utilizado para las elecciones del 28 de mayo, impulsar el desarrollo del gas natural en el Archipiélago, una medida ampliamente criticada por expertos y colectivos ecologistas y que el ejecutivo del Pacto de las Flores (PSOE, Nueva Canarias, Podemos y ASG) no contemplaba.

Canarias, además, es la única región española que pretende convertirse en un territorio cero emisiones en 2040, por lo que la instalación de tecnologías por el estilo frenaría el devenir del Archipiélago, ya planificado con la nueva Ley de Cambio Climático (y de la que el PP quiere hacer “reformas”) y con el último Plan de Transición Energética de Canarias

Para saber si en tu zona en concreto hay suministro de gas natural, es tan sencillo como ponerte en contacto con la distribuidora asignada. Todas ellas ofrecen teléfonos de atención al cliente totalmente gratuitos o un correo electrónico para la resolución de dudas.

¿Cuál es la distribuidora de gas natural en tu zona?

Una vez comprobada que la instalación de gas natural se puede llevar a cabo, es necesario iniciar los trámites tanto con la comercializadora como la distribuidora.

Desde la liberalización del mercado energético en España, se diferencia entre una y otra. La distribuidora se encarga del transporte de energía mientras que la comercializadora, como su propio nombre indica, se ocupa de la venta.

En España existen diferentes distribuidoras de gas según la zona geográfica:

  • Nedgia; pertenece al grupo Gas Natural Fenosa. Opera en las zonas de Andalucía, Aragón, Baleares, Castilla la Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid, Navarra y La Rioja.
  • Madrileña Red de Gas: suministra y distribuye Gas Natural a más de 835.000 punto de suministro de gas en 41 municipios que pertenecen a la comunidad de Madrid.
  • Redexis Gas: son la mayoría de provincias de la comunidad de Aragón, y partes de la Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Castilla y León, Castilla la Mancha y Andalucía.
  • Nortegas: antes conocido como Naturgas, pertenece al grupo EDP. barca 8.100 kilómetros de redes de distribución en tres Comunidades Autónomas: País Vasco, Asturias y Cantabria.
  • Gas Extremadura: Cuenta con más de 737.000 metros de canalización por vía pública prestando servicio a casi 70.000 viviendas

¿Cuáles son las alternativas si no puedes contar con gas natural?

Si en tu zona no dispones de gas natural, siempre puedes optar por otras alternativas para calentar el hogar:

Gas propano:

El gas propano es un combustible gaseoso utilizado en una amplia variedad de situaciones y en todo el mundo. Este producto se obtiene a partir del petróleo crudo y del gas natural, y se produce mediante un proceso de refinación y destilación. Se trata de un gas incoloro e inodoro, por lo que se le añade un compuesto para dotarle de aroma y hacerlo detectable en caso de fugas. Este combustible se puede encontrar fácilmente en hogares y edificios comerciales. Y es que se puede utilizar tanto en sistemas de calefacción central como en calderas y estufas. También se puede emplear en unidades de aire acondicionado; en este aspecto es una alternativa muy eficiente y económica frente a otros combustibles.

Gas butano:

También pertenece al grupo de los gases licuados de petróleo. Destaca por su alto poder calorífico y rendimiento energético. Si quieres tener de agua caliente sanitaria y calefacción en el hogar con él, lo puedes comprar en bombonas de 12,5 o 6 kg.

Electricidad:

Es la forma más accesible ya que solo se precisa tener contratado una tarifa con la comercializadora de energía. A pesar de ser algo común, los radiadores eléctricos, los termos de agua caliente o las estufas son formas caras de conseguir calor.

Biomasa:

La biomasa es el conjunto de la materia orgánica, de origen vegetal o animal, y los materiales que proceden de su transformación natural o artificial.

Denominado como un combustible ecológico, es una gran alternativa para casas rurales, segundas residencias o puntos donde no llega el gas natural. La estufa de pellet es un gran ejemplo de cómo este compuesto renovable puede abastecer de calefacción a toda la vivienda.

Energía solar:

El autoconsumo está en pleno auge y, con él, la instalación de paneles solares fotovoltaicos. Estos pueden usarse para la generación de agua caliente y energía mediante los depósitos, que se conectan a radiadores o suelos radiantes para gozar también de calefacción.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *